ARQUITECTURA BIOCLIMÁTICA

La Arquitectura Bioclimática no es un nuevo sistema de construcción.

Desde los origenes de las producciones humanas para mejorar su estancia y descanso permanente y protegido, las edificaciones se han basado en la elaboración de "spacyos" naturales, integrados con el medioambiente. Se han utilizado los materiales naturales encontrados en los alrededores de los asentamientos, y se han aprovechado los beneficios, y evitado los perjuicios que la naturaleza nos ha proporcionado en todas las épocas.

Con el descubrimiento de nuevos materiales, de características especialmente ligeras, manejables y económicas, se ha direccionado la arquitectura hacia cuestiones más estéticas que funcionales, primando la rapidez y economía básica, dejando de lado la economía ecológica y saludable.

Se podría afirmar que hasta el siglo XX, se ha construido de forma bioclimática. Ante los acontecimientos medioambientales de la actualidad, nuestra nueva conciencia sostenible, aconseja necesariamente volver a hacerlo, por supuesto aprovechando las innovaciones adquiridas, y los nuevos conocimientos y materiales surgidos hasta el momento.

ARQUITECTURA BIOCLIMATICA ES LA DISEÑADA Y CONSTRUIDA DE FORMA NATURAL, PARA CONVIVIR MAS COMODA Y ECONOMICAMENTE, RESPETANDO LA NATURALEZA DURANTE Y DESPUES DE LA VIDA DE LA ARQUITECTURA.

sábado, 13 de agosto de 2011

NUEVA WEB SPacyo Sostenible

A partir del día 01 de Septiembre de 2011, SPacyo sostenible tiene nueva Web.
La noticias sobre sostenibilidad (externas) se colgarán en nuestro facebook, al cual se puede contactar a través de la Web.

En la web encontrareis normativa, enlaces e información general y todos los proyectos que vayamos ejecutando, así como servicios de Arquitectura.

LAMENTAMOS LAS MOLESTIAS. OS ESPERAMOS EN LA WEB

http://www.spacyosostenible.com

jueves, 11 de agosto de 2011



TRUFA

La trufa es un pedazo de la naturaleza construida con tierra, llena de aire. Un espacio dentro de una piedra que se sienta en el suelo y se mezcla con el territorio. Se camufla, al emular los procesos de formación de minerales en su estructura, y se integra con el entorno natural, respetando sus leyes.
Para construirlo, hemos hecho un agujero en la tierra, acumulando en su perímetro de la capa superior del suelo removido, y hemos obtenido un dique de contención sin consistencia mecánica. Luego, se materializó el aire la construcción de un volumen con fardos de heno y se inundó el espacio entre la tierra y el aire construido para que se solidifique. El vertido de hormigón en masa envolvió el aire y protegida en sí con el suelo. Pasó el tiempo y nos quita la tierra descubriendo una masa amorfa.
La tierra y el hormigón intercambiado sus propiedades. La tierra siempre y cuando el concreto con su textura y su color, su forma y su esencia, y concreta ha dado la tierra su fuerza y ​​su estructura interna. Pero lo que había creado no era todavía la arquitectura, que había inventado una piedra.
Hemos hecho unos cortes con maquinaria de cantera para explorar su núcleo y descubrir su interior la masa construida con paja, ahora comprimido por la presión hidrostática ejercida por el hormigón de la estructura vegetal endebles. Para vaciar el interior, el ternero llegó a Paulina, y disfrutamos de los 50m3 de los mejores alimentos, de la que se nutre de un año hasta que ella salió de su hábitat, ya como un adulto y un peso de 300 kilos. Que había comido el volumen interior, y en el espacio apareció por primera vez, la restauración de la condición arquitectónica de la trufa, después de haber sido un refugio para los animales y la masa vegetal durante mucho tiempo.
Ubicación: España - Laxe ____ Año: 2010 ____ Estado: Construido


Modelos

 

Proceso de Construcción

 

El trabajo terminado

projects_trufa02.jpg
projects_trufa03.jpg
projects_trufa04.jpg
projects_trufa05.jpg
projects_trufa06.jpg
projects_trufa09.jpg

jueves, 12 de mayo de 2011


Casas bioclimáticas de paja

Bala de paja - Tiago Estima


Las casas de paja se estan convirtiendo en una alternativa seria para todos aquellos promotores de su propia vivienda, que además están considerando las alternativas que ofrece el mercado en cuanto a modelos constructivos se refiere.
Y es que las casas de paja, a pesar de las connotaciones negativas que puedan presentar debido al cuento de los tres cerditos (recordar que de las tres casas, la de paja era la más endeble ante los soplidos del lobo, frente a la de madera y la de ladrillos) han ido evolucionando sus técnicas constructivas aprovechando las magníficas cualidades térmicas y aislantes que este material, abundante y barato, ofrece.
Material con propiedades y cualidades ideales para la construcción
En primer lugar hay que puntualizar que las casas de paja no consisten en apilar balas de heno y abandonar estas a su suerte (aunque esta es la primera imagen que sale del subconsciente cuando se trata este tema por primera vez).
Las casas de paja son algo mucho más serio. Para comenzar, se trata de construcciones en toda regla, con una estructura de madera (la cual se lleva parte de la inversión en este tipo de viviendas), con canalizaciones eléctricas, así como con rematados de paredes (fratasados) dignos de cualquier vivienda.
Esto es, a ojos profanos, pueden pasar por construcciones aparentemente normales, simplemente destacando el grosor de las paredes.
La paja posee unas cualidades térmicas muy buenas, convirtiendo así a la vivienda en un lugar ideal para hacer frente a bajas o altas temperaturas externas, y permitiendo ahorrar dinero en la factura eléctrica o de combustibles fósiles (aunque los más puritanos de esta técnica dotarán a dichas viviendas de sistemas autónomos de generación eléctrica y apoyo térmico)
¿Cómo se construye una de estas viviendas de paja?
En primer lugar cabe destacar que los tiempos de construcción son menores, siendo la estructura de madera la que posiblemente necesite mayor tiempo de desarrollo. Una vez la estructura o esqueleto de la vivienda está terminado, se puede comenzar a levantar las paredes con balas de paja.
Hay que tener en cuenta que este tipo de construcción necesita, igual que otras construcciones, una planimetría, con la supervisión de arquitecto y aparejador, así como unos cimientos.
Hay diferentes métodos de construir una vivienda de paja, existiendo numerosos estudios de universidades (como en la Queen’s University Belfast) que profundizan en las diferentes técnicas constructivas, puesto que todo esto es relativamente “nuevo” a pesar de que sea algo ancestral.
Qué hay que tener en cuenta a la hora de realizar este tipo de construcción
A pesar de lo trivial que pueda parecer, la autoconstrucción (término que viene a significar que uno mismo se construye la vivienda) no es algo fácil, puesto que hace falta tener experiencia y dotes constructivas.
Asimismo, pueden existir problemas a la hora de contratar un seguro de hogar, debido a lo poco común de este tipo de viviendas.
También hay que adecuar el tipo de construcción a la zona climática, ya que no es lo mismo una zona húmeda, que una zona de fuertes vientos, una zona de abundantes tormentas, etc. Hay que tener en cuenta todo este tipo de datos a la hora de elegir la solución constructiva más apropiada (tipo de recubrimiento, forma y construcción del tejado, aleros, etc).
Las viviendas de paja son viables
A pesar de los inconvenientes mostrados, las viviendas construidas con balas de paja cuentan con numerosos adeptos, asociados a su vez a una filosofía de vida más respetuosa con el medio ambiente, que encaja perfectamente con las construcciones bioclimáticas y la gestión energética.
Existe numerosa documentación al respecto, así como libros de cierto peso, como es "Casas de paja. Una guía para autoconstructores", de Rikki Nitzkin y Maren Termens, que se han convertido en un referente para todos aquellos que quieren realizar el sueño de construir con sus propias manos su hogar.

viernes, 1 de abril de 2011

Un derroche de sostenibilidad


sostenibilidad, green, invernaderos

Foto: Remo Zehnder

Esta Casa Tropical, ubicada en la localidad suiza de Frutigen y obra de Gauer Iteen Messerli Architekten, tiene un aspecto surrealista: en los invernaderos crecen papayas, mangos y plátanos enanos, en los tanques exteriores se crían esturiones… y todo ello sin utilizar combustibles fósiles.
Esto ha sido posible gracias al constante flujo de unas fuentes termales con una temperatura de 20°C que salieron a la luz durante las perforaciones para el túnel de base de Lötschberg.

El trasvase de esta agua —en torno a 100 litros por segundo— hacia aguas naturales hubiera supuesto un desastre ecológico y, en vez de ello, surgió la idea de utilizarla para la calefacción de invernaderos y tanques de peces.

El centro de información para visitantes es un edificio de entrada al recinto con fachadas de piezas de hormigón prefabricadas de color negro. En total, 67 paneles de hormigón —que recuerdan a formaciones rocosas— fueron fabricados con tan sólo cuatro moldes diferentes.
En algunas zonas se realizaron en el hormigón fotograbados de reproducciones de fósiles frecuentes en la región.

Además del calor del agua, la Casa Tropical utiliza otras fuentes energéticas renovables: en el vestíbulo del centro de información de visitantes se instaló una central hidroeléctrica a pequeña escala, sobre el techo se construyeron módulos fotovoltaicos y en el exterior se levantó una planta de biogás. Una bomba de calor utiliza el calor residual del agua —tras su paso por los tanques de los peces— para la calefacción del edificio. Además, en el futuro se instalará una planta de energía solar al aire libre.

Se inaugura el Metropol Parasol en Sevilla




El diseño del Metropol Parasol, a cargo del arquitecto alemán J. Mayer H, se compone de cuatro niveles permeables y entrelazados de forma continua:

- El subsuelo posee una plataforma de visita con restos arqueológicos encontrados en los cimientos y que detuvieron temporalmente al proyecto.

- El primer nivel, contiene una plaza peatonal cubierta y un mercado de 2155 m² de superficie con capacidad para varios puestos de venta.

- En el segundo nivel se ubica una plaza de 3000 m² elevada a 5 m sobre el mercado destinada a convertirse en foro urbano para actuaciones y espectáculos.

- En el tercer nivel se encuentra un restaurante con capacidad para 300 personas.

- En el cuarto nivel, un balcón panorámico de libre acceso a través de una pasarela que se serpentea encima de los Parasoles con vistas a todo el casco antiguo de Sevilla.

Los parasoles en forma fúngica y con una trama que se asemeja a los píxeles, enmarcan toda una estructura que no está tipológicamente definida, generando un continuo juego de sombras cambiantes a lo largo del día.



Construcción

La estructura de estos parasoles está hecha en madera y mide unos 150 m de largo, 75 m de ancho y 28 m de alto dispuestos en una retícula ortogonal de 1,50 m a 1,50 m.
Para poder concretar la construcción real del diseño ganador, los arquitectos contrataron los servicios de la ingeniería internacional Arup, la cual llevó a cabo investigaciones experimentales para alcanzar la solución más adecuada. Durante las investigaciones previas, se estudiaron diversas geometrías estructurales complejas para comprobar la viabilidad de dicha estructura en materiales como acero, hormigón o plástico. Todas las investigaciones fracasaron no sólo en cuanto al presupuesto estimado, sino también respecto a la posibilidad de su verificación estructural. Finalmente, a través de programas informáticos desarrollados por los ingenieros de Arup, estos pudieron extraer del modelo geométrico en 3D de los arquitectos, la información necesaria para el análisis estructural. Así, se decidió desarrollar la estructura en madera micro-laminada (Finnforest Kerto®),  protegida de la intemperie con un recubrimiento de poliuretano impermeable.

Según Jan Peter Koppitz, ingeniero que desde la oficina de Arup Madrid dirigía el proyecto:“Como el cálculo estructural requería de un análisis en 3D de gran complejidad compuesto por elementos finitos, desarrollamos un programa iterativo capaz de determinar el espesor de los elementos de madera en cada una de las uniones de la estructura para su adecuada optimización. Finalmente, los datos del modelo en 3D del arquitecto se integraron junto con nuestros datos y con el modelo virtual del contratista de la madera”. 


Más de 3000 elementos de madera con diferente altura y ancho variable

El Metropol Parasol se compone de más de 3000 piezas de madera. Para lograr la unión entre estas piezas, se realizó una innovadora conexión a través de barras de acero encoladas, de fácil optimización para un rápido montaje en obra. Tras un análisis térmico que reveló las posibles complicaciones del cálido clima de la región, el equipo de diseño debió desarrollar un nuevo proceso de encolado, capaz de soportar las altas temperaturas de Sevilla.
Los ajustes de los detalles y el pre-montaje de los elementos de unión para su conexión en obra se realizaron en Aichach (Alemania) y las más de 3000 piezas obtenidas fueron posteriormente trasladadas por camión al sur de España. Una vez aquí, éstas fueron revestidas de poliuretano por una empresa local antes de su montaje final.


lunes, 28 de marzo de 2011


Enfocar una obra de construcción desde el punto de vista de la gestión medioambiental puede ser una labor poco exitosa si la afrontamos con la idea de que va a suponer un esfuerzo económico mayor.

http://construyendoenverde.es/2011/02/gestion-medioambiental-en-las-obras-de-construccion/

VIDEOS OTROS CANALES

Loading...